¿Cómo utilizar el aprendizaje basado en problemas en e-learning?

por Ernesto Yannini

Los métodos tradicionales de enseñanza-aprendizaje han dejado de ser efectivos para atraer a los estudiantes y motivarlos a aprender. Debido a ello, la educación enfrenta el reto de preparar personas y profesionistas que prosperen en un mundo mediado por la tecnologías. Los estudiantes no solo deben adquirir el conocimiento sobre lenguaje, ciencia y matemáticas, sino que deben poseer habilidades como la resolución de problemas, trabajo en equipo y pensamiento crítico, siendo competencias de aplicación para la vida cotidiana.

El Aprendizaje Basado en Problemas (ABP) es un enfoque pedagógico en el cual el estudiante adquiere nueva información a través del aprendizaje autodirigido en problemas diseñados, con el objetivo de formar sujetos capaces de analizar y enfrentarse a los problemas, de la misma manera en que lo harán en su vida cotidiana. Este enfoque tiene sus bases en el constructivismo de Lev Vygotsky, Jerome Bruner, Jean Piaget y John Dewey, ya que el aprendizaje es enfocado en construcciones mentales, actuales o previas de cada individuo; significa que las personas aprenden construyendo nuevas ideas o conceptos, tomando como base los conocimientos actuales o previos.

El constructivismo maneja ciertos principios que son concebidos por el aprendizaje basado en problemas:

  • El aprendizaje se crea cuando la persona construye o aprehende la información a una experiencia interna
  • El aprendizaje consiste en un proceso de reorganización interna; desde que la persona recibe la información, hasta que la asimila completamente, la persona reestructura sus esquemas mentales hasta que comprende plenamente la información
  • La creación de contradicciones o conflictos mentales, mediante el planteamiento de problemas, es una estrategia eficaz para lograr el aprendizaje

Al aplicar el aprendizaje basado en problemas, los estudiantes adquieren aptitudes que perdurarán toda su vida. El ABP propicia un ambiente autónomo, por lo que el rol del docente en este enfoque debe ser como tutor que facilita y fomenta en el estudiante las actividades de reflexión para que identifique sus propias necesidades de aprendizaje. El papel de tutor no debe ser como experto en la temática del problema, sino que su principal función será monitorear el desarrollo del pensamiento crítico.

Afortunadamente, las nuevas tecnologías ofrecen ambientes enriquecidos con materiales y recursos integrados en la mayoría de las plataformas de e-learning. Además, permite al docente llevar a cabo su rol de tutor, dándole la oportunidad de brindar seguimiento puntual y personalizado a los estudiantes, así como brindarle recursos de consulta.

La metodología de ABP plantea cuatro etapas para su implementación en e-learning:

  1. Presentación del problema. Se plantea a los estudiantes un problema real de su ámbito profesional; se puede utilizar diversos recursos para la presentación, como videos, entrevistas, conversaciones, informes escritos, etcétera. El estudiante debe definir y delimitar el problema, dando una estructura a la información que posee y considerando posibles soluciones.
  2. Identificación de necesidades de aprendizaje. Cuando el estudiante ya no pueda avanzar con sus propios conocimientos, debe determinar qué competencias y nuevos conocimientos necesita para desarrollar la solución al problema. El tutor solo facilita los recursos informativos para la adquisición del conocimiento y los ambientes necesarios para trabajar colaborativamente con otros compañeros, como foros, glosarios, chats, entre otros.
  3. Búsqueda de información necesaria. Es esta etapa, los alumnos se encargan de realizar la búsqueda de información para lograr la solución del problema. También, los estudiantes deben comparar sus conocimientos con los nuevos que han adquirido; pueden escribir un informe preliminar para concretizar sus ideas reconstruidas y analizar posteriormente los nuevos conocimientos obtenidos.
  4. Autoevaluación. Los estudiantes autoevalúan diversos aspectos sobre su aprendizaje: la solución al problema, los nuevos conocimientos y el aprendizaje autónomo que han desarrollado. De igual forma, es posible recibir una retroalimentación de parte de los mismos compañeros para enriquecer las alternativas de solución.

El aprendizaje basado en problemas abre un abanico de posibilidades a la innovación didáctica, poniendo en práctica la motivación, el interés y el aprendizaje significativo en los alumnos.

(+8 rating, 8 votes)
Loading...
Ernesto Yannini

Ernesto Yannini

CEO de weknow

Ingeniero en sistemas de profesión con más de 12 años de experiencia en proyectos de e-learning. Me apasiona la búsqueda constante de nuevas maneras de mejorar los procesos educativos y de capacitación con el uso de la tecnología para impactar positivamente la calidad de vida de las personas.

Como CEO de weknow, mi principal misión es consolidar un equipo que tenga como base una cultura de apertura, flexibilidad, conciencia, empatía y trabajo por objetivos; para lograr ofrecer lo mejor de nosotros a cada uno de nuestros clientes.

Más de
nuestro blog

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
WhatsApp chat